LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Vestido con un traje gris, el pastor llega al escenario posando una de sus manos sobre su cabeza, en tanto la otra, también con la palma abierta, se muestra hacia arriba como quien recibe señales desde arriba.

Ante esto, una docena de hombres y mujeres se arrodillaron en el suelo, a la espera de ser sanados. Uno por uno, el reverendo Tomás Álvarez tocó la cabeza de los presentes mientras su voz resonaba en toda la iglesia a través de un micrófono.

Álvarez oró por una mujer. "Hay poder en la sangre de Jesucristo, nuestro salvador. Te ungimos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo".

Este tipo de servicio evangélico, que tuvo lugar en la denominada "Primera Iglesia Del Nazareno" localizada al este de Phoenix, es cada vez más común entre la comunidad hispana en Arizona y en el resto del país.

De acuerdo con un nuevo informe del Centro de Investigación Pew, una mayoría de los latinos siguen siendo católicos, pero un número creciente de ellos cada vez más se integra a las iglesias evangélicas como ésta. El informe también muestra que si bien los católicos latinos Estados Unidos se conserva en primer lugar, también es cierto que los latinos que se llaman a sí mismos católicos está disminuyendo drásticamente.

El informe destaca que en 2010, 67% de los latinos se consideraba católico; a partir de 2013, 55% de los latinos en Estados Unidos eran católicos, lo que significa una caída de 12 puntos porcentuales.

Los números demuestran los profundos cambios que tienen lugar en la identidad religiosa de los 53 millones de latinos en este país, enviando señales de opción para las otras denominaciones religiosas en su conjunto.

En resumen, en tanto la población latina va en aumento, esta se vuelve más diversa en cuanto a sus creencias religiosas y con un número creciente cambiando del catolicismo a protestantes, particularmente evangélicos. Al mismo tiempo se observa un número creciente de latinos no afiliados a ninguna religión, particularmente los más jóvenes.

El informe se basa en una encuesta de más de cinco mil latinos que encontró que 55% de ellos son católicos, 22% protestantes y 18% no están afiliados a ninguna religión -una cifra que casi se ha duplicado-. El rumero restante pertenece a otras iglesias o manifestaciones religiosas.

Jessica Martínez, investigadora del Centro de Investigación Pew y coautora del informe destaca que "la población latina es cada vez mayor, pero ello no significa que la base católica crezca; al mismo tiempo observamos una creciente diversidad religiosa entre los latinos".

Los números van en aumento

De acuerdo al informe, los cambios religiosos tienen implicaciones sociales y políticas: los protestantes evangélicos tienden a tener puntos de vista conservadores; los latinos no afiliados a ninguna iglesia son más liberales, y los católicos de origen hispano comparten puntos de vista más de centro.

Por ejemplo, en Arizona acorde a las cifras del censo de población, los latinos han crecido de 1.3 millones en 2000, a una cifra cercana a 2 millones en 2014.

Las iglesias católicas están en auge debido a un aumento en los católicos latinos, mientras que las iglesias protestantes también están experimentando un creciente número de miembros latinos.

Ignacio Rodríguez, director adjunto del Ministerio Hispano y étnico de la Diócesis Católica en Phoenix, señala que "hay un crecimiento significativo de nuevos seguidores en su diócesis, como resultado de un nuevo asentamiento de latinos en la región.

La membresía en la Diócesis de Phoenix ha aumentado de 462 mil 780 en 2000, a poco más de 800 mil en 2014. Gran parte de esto es el resultado de la afluencia de migrantes latinos y sus familias".

Si bien la diócesis no hace un seguimiento puntual de la cantidad de miembros por etnicidad, Rodríguez estima que aproximadamente la mitad de los 800 mil católicos de esta diócesis son latinos, incluyendo migrantes y los ya nacidos en Estados Unidos.

El crecimiento se refleja en el número de misas en español que ofrece la diócesis. En 2000, 69 servicios fueron ofrecidos semanalmente en español, en 46 parroquias. Ahora, al menos 103 misas se ofician en español.

"En general, el porcentaje de latinos que se identificaron como protestantes evangélicos aumento de 12 a 16% en el periodo de 2010 a 2013, según el estudio de Pew, y agrega que "el porcentaje de latinos que no están asociados a ninguna religión mostró el mayor incremento cambiando de 10 a 18%".

"Hay una comunidad latina moviéndose de manera agitada hacia denominaciones protestantes, y a otros dirigidos a ninguna religión", dijo Martínez.

El turno para los protestantes

"El abandono del catolicismo está ocurriendo en un amplio rango de grupos demográficos dentro de la población latina: género, edad, educación, migrantes, católicos nacidos en Estados Unidos, y los procedentes de países distintos a México", menciona el informe de Pew.

El informe resalta que un número creciente de latinos que vienen a Estados Unidos ya son protestantes; al mismo tiempo, más latinos en este país se están convirtiendo a protestantes.

Como latinos emigran desde países donde el catolicismo es parte de la herencia religiosa y cultural, que a menudo están abiertos a nuevas religiones porque ya no sienten la misma presión para permanecer católicos.

Además, los evangélicos han hecho un activo proselitismo entre los latinos, tanto en América Latina como en Estados Unidos.

El cambio a protestantes se está produciendo más rápidamente entre los latinos menores de 50 años, con énfasis entre los 30 y los 49. El cambio de afiliación religiosa es más común entre los latinos de 18 a 29.

Es el caso de Marcela Berumen, con 21 años, residente en Tucson, la cual pertenece a este último grupo. Ella se graduó el mes pasado por la Universidad de Arizona (UofA, por sus siglas en inglés) y es el ejemplo de las personas que fueron bautizadas católicas. Sin embargo, con el tiempo su padre se convirtió a protestante, ahora es pastor en aquella ciudad y dirige un programa de radio cristiana.

Berumen creció con la tradición de asistir a la iglesia católica todos los domingos; era parte de un grupo de jóvenes que viajaba como misioneros a Nogales acompañada de los miembros de su iglesia, Faith Community Church. Sus padres también la enviaron a una escuela secundaria católica, San Miguel, donde asistía a misa todos los días.

Sin embargo, sus opiniones sobre la religión cambiaron en la universidad. Durante su primer año, Berumen participó en un grupo de estudiantes cristianos.

Con esa experiencia, ella poco a poco dejó de ir a misa y apunta que "me di cuenta que la única razón por la que asistía a la iglesia era por una tradición inculcada desde pequeña".

Es una armonía con Dios

En la "Primera Iglesia Del Nazareno" ubicada en Pinchot Avenue, la congregación duplicado el numero de sus miembros, informa el pastor Álvarez, y agrega que "la mayoría de los nuevos miembros fueron católicos que se unieron después de que fueron invitados a la iglesia por otros miembros o por mi, y tengo por objetivo aumentar la membresía a 250 en los próximos dos años".

Cada sábado, Álvarez visita los centros comerciales en los barrios latinos, y en la calle se acerca a conversar con las personas. "Yo no estoy predicando acerca de una iglesia. Estoy predicando acerca de Jesucristo", agrega Álvarez.

Con 57 años de edad, Álvarez nació en el estado sureño de Chiapas, en México, y fue bautizado católico. Hasta los 13 años de edad asistió a una iglesia católica en su ciudad natal, Arriaga. Un día, durante el camino a la escuela, pasó por una iglesia nazarena y un fin de semana decidió viistarla. Se sorprendió al ver a dos de sus maestros y algunos compañeros de clase. Álvarez recuerda que "todo el mundo fue muy amable conmigo. Muy amable".

Poco después, dejó de asistir a la iglesia católica y empezó a ir a la Iglesia del Nazareno. Se convirtió en pastor y sirvió como tal durante casi 20 años en México. En 1998, Álvarez llegó a Estados Unidos como misionero nazareno para abrir iglesias en la comunidad latina; en principio cerca de Springfield, Illinois, y después a los alrededores de Denver, Colorado. En julio pasado, fue trasladado a la "Primera Iglesia Del Nazareno", en Phoenix, para ayudar a revivir la iglesia después de que notaron que varios miembros declinaron continuar.

Entre los asistentes en sermón reciente estaba Roger Lozano (22), con su bebe Santiago, de dos meses de edad, dormido en un asiento de seguridad.

Lozano se crió católico pero dejó de asistir cuando un amigo lo invitó a una iglesia cristiana evangélica. Lozano se resistió al principio. "Mi amigo se mantuvo invitándome sin cansarse, y yo aferrado a decir que NO, que yo era católico", recuerda el joven. Finalmente Lozano accedió. Eso fue hace seis años. Él y su esposa, Mireya, también de 22, ahora asisten a la Iglesia del Nazareno.

Traducción: Córdova & Partners

religión...

Un vistazo a los números

2010, 67% de los latinos se consideraba católico y solo 55% a partir de 2013.

Una encuesta de más de 5,000 latinos en el 2010 encontró que 55% son católicos, 22% protestantes y 18% no están afiliados a ninguna religión

En el 2014, existen casi mas de 2 millones de latinos, un aumento de 1.3 millones en el 2000.

Fuentes: Pew Hispanic Center y el Censo de Estados Unidos.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/inicio/2014/07/11/aumenta-diversidad-religiosa/12528577/