1 LINKEDIN 1 COMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

WASHINGTON, D.C.-- El presidente Barack Obama ultima hoy martes su viaje de dos días a Texas, en el que pese a tener previstas reuniones con líderes locales para abordar la crisis de inmigración infantil, no visitará la frontera, una decisión que le ha acarreado una lluvia de críticas por parte de los republicanos.

El presidente recalará en Dallas y en Austin donde atenderá varios actos de recaudación de fondos e incluso ofrecerá un discurso de tintes económicos, pero el recorrido que ha hecho público la Casa Blanca no incluye paradas en los puntos calientes de la frontera, por donde continúan entrando en avalancha niños inmigrantes provenientes principalmente de Guatemala, Honduras y El Salvador.

Obama ofreció al gobernador texano, el republicano Rick Perry, mantener un pequeño encuentro a su llegada el jueves al aeropuerto de Austin, para tratar el asunto, pero el conservador, muy crítico con la manera de la Administración de abordar el problema fronterizo, declinó la oferta por considerarla insuficiente.

Perry, sin embargo, aseguró que sí estaría dispuesto a ajustar su agenda para celebrar con el mandatario una reunión más larga y "ex profeso" para discutir sobre la crisis de inmigración infantil, según adelantó el lunes el diario local Austin Statesman.

"Aprecio la oferta de darle la bienvenida en el aeropuerto de Austin-Bergstrom, pero un rápido apretón de manos no permitirá una discusión reflexiva respecto a las crisis humanitaria y de seguridad que tiene lugar en el valle del Río Grande, en el sur de Texas", dijo Perry al mandatario.

"En su lugar, le ofrezco reunirme con usted en cualquier momento durante su visita a Texas para una reunión sustantiva en la que discutir este asunto crítico", agregó.

La asesora presidencial Valerie Jarrett respondió al gobernador texano en un carta a la que hoy tuvo acceso Efe, en la que la Casa Blanca ofreció a Perry que participe en una mesa redonda en la que Obama se reunirá con líderes religiosos y políticos locales para tratar el asunto.

Tras el intercambio de pareceres, el gobernador convino hoy con la propuesta realizada por Jarrett.

"El gobernador Perry se congratula de que el presidente Obama haya aceptado su invitación para hablar de las crisis humanitaria y de seguridad nacional a lo largo de nuestra frontera sur, y espera reunirse con el presidente mañana", confirmó hoy su portavoz, Lucy Nashed.

La semana pasada, cuando se dio a conocer el viaje del mandatario, Perry ya solicitó al presidente que visitara de primera mano la zona de Río Grande para que pudiera comprobar con sus propios ojos la situación.

"Si no viene a la frontera, creo que será un reflejo real de su falta de preocupación por lo que realmente está ocurriendo allí", dijo entonces el gobernador en una entrevista con la cadena de televisión Fox News.

Según datos del Gobierno estadounidense, unos 90 niños y adolescentes no acompañados cruzan la frontera suroeste diariamente y ya suman unos 52.000 los detenidos en los últimos 9 meses tras entrar al país, cifra que podría llegar a 100.000 a final de año.

A eso se suman los 39.000 adultos acompañados de niños detenidos por las autoridades.

Precisamente hoy, Obama ha solicitado al Congreso que apruebe una ayuda de 3.700 millones de dólares para ejecutar un plan que ataje la crisis que está teniendo lugar en la frontera, con la intención de acelerar los procesos judiciales de los niños migrantes y ampliar los recursos para poder darles un trato humanitario.

De ser autorizados, los fondos se destinarán a ampliar los recursos en los centros donde se detiene a los menores, para enviar más jueces de inmigración a la frontera y aumentar los esfuerzos de seguridad en México y Centroamérica.

Los fondos incluyen 1.533 millones de dólares para el Departamento de Seguridad Nacional, 1.800 millones para el de Salud y Servicios Humanos, 300 millones para el Departamento de Estado y 64 millones para el de Justicia.

1 LINKEDIN 1 COMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/inicio/2014/07/08/obama-texas-frontera/12367935/