LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Washington, EU.- A unos días de que el número de deportaciones alcance los dos millones bajo la administración del presidente Barack Obama, decenas de activistas se manifestaron frente a la Casa Blanca y en las oficinas de congresistas republicanos para frenar las expulsiones y aprobar una reforma migratoria.

Los manifestantes, provenientes de 20 estados del país, varios de ellos indocumentados, exigieron a Obama que utilice su poder ejecutivo para detener las deportaciones de inmigrantes.

Los cerca de 80 activistas que se concentraron frente a la Casa Blanca protestaron después en las oficinas de los congresistas republicanos Peter Roskam (Illinois), Kevin McCarthhy (California), Paul Ryan (Wisconsin) y Eric Cantor (Virginia).

Estos actos de protesta son parte de la "cumbre" que el Movimiento por una Reforma Migratoria Justa (FIRM) llevó a cabo entre ayer y hoy en Washington, D.C.

"Cualquier legislador que no apoye la reforma migratoria integral debe esperar enfrentamientos incesantes y constantes que se intensificarán hasta que se comprometan a apoyarla", advirtió la portavoz de FIRM, Kica Matos.

Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición Pro Derechos Humanos del Inmigrante en Los Angeles (CHIRLA), dijo que algunas personas se preguntan por qué las familias inmigrantes siguen presionando por obtener una reforma migratoria mientras los republicanos están tratando de frenarla.

"Nuestras familias están diciendo a los miembros del Congreso que nunca dejarán de luchar para detener la crisis de la separación familiar que se apodera de nuestra comunidad y que nuestra voz política no será silenciada", afirmó Salas. "Queremos un camino a la ciudadanía ahora y queremos poner fin a las innecesarias deportaciones que desgarran a nuestras familias".

El Movimiento por una Reforma Migratoria Justa, considerada la coalición proinmigrante más extensa del país, calcula que a tenor del promedio de deportaciones semanales registrado durante los poco más de cinco años de mandato del presidente Obama, en unos días se alcanzará los dos millones de deportados.

Los activistas llevaron el martes unas 16.000 peticiones a favor de la reforma migratoria a la oficina del presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, junto con 80 medallas de cartón con la palabra "coraje", para animarle a su aprobación en el Congreso.

La prioridad de la cumbre, que finalizó hoy, es pedir al presidente Barack Obama la suspensión de las deportaciones, así como la aprobación en el Congreso de la reforma migratoria.

El Senado aprobó en junio una reforma integral del sistema de inmigración, que incluye el refuerzo de la seguridad de la frontera con México y abre una vía para la adquisición de la ciudadanía estadounidense para los indocumentados que radican en el país.

Pero la Cámara baja, de mayoría republicana, se ha opuesto a analizar el documento del Senado en su totalidad y prefiere un enfoque por partes. EFEUSA

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/inicio/2014/03/12/deportaciones-reforma-activistas/6348691/