Diesel regresará a la cartelera nacional con la secuela de l cinta “XXx” (Triple X), con la cual saltó a la fama hace 15 año

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

CIUDAD DE MÉXICO.- Tres años le costó a Vin Diesel volver a sonreír tras la muerte de su amigo y compañero de escena Paul Walker; durante ese tiempo se dio cuenta que la única manera en la que podría salir de su tristeza era volviendo a lo que mejor sabe hacer, películas de acción.

Diesel regresará a la cartelera nacional con la secuela de l cinta “XXx” (Triple X), con la cual saltó a la fama hace 15 años y cuyo subtitulo en esta ocasión es Reactivado.

“Después de ‘Rápidos y furiosos 7’, realmente quedé exhausto física y mentalmente, fue un gran desafío terminar esa película por los motivos personales que ya conocen, necesitaba volver a ser yo, reírme y necesitaba hacer un personaje que no tuviera el corazón roto, sólo quería divertirme y disfrutar”, dijo Vin a EL UNIVERSAL durante su visita a México.

Además, 2016 no sólo marcó el año en el que regresó a los filmes de acción, explosiones y balazos, también fue el año en el aprendió a disfrutar a sus tres hijos, entre ellos a Pauline, a quien nombró así en memoria de su desaparecido amigo Paul Walker—; Diesel procreó a la pequeña de dos años y sus otros dos hijos con su esposa, la modelo mexicana Paloma Jiménez, con quien está casado desde hace 10 años.

“Es interesante lo que sucede en mi vida, es un poco a lo que me sucede en el cine, estoy en un momento de madurez, soy padre, mis hijos me ven como una figura de autoridad y un modelo a seguir y quiero que eso siga así, esto mismo que estoy pasando también lo pasa ‘Toretto’ en ‘Rápidos y Furiosos’”, dijo.

Aunque reconoció que las comparaciones entre esta franquicia y la de “Rápidos y furiosos” siempre ha existido, para él se convirtió en el proyecto que le regresó las ganas de volver a trabajar y ser un héroe de acción.

Por ello, aunque confiesa que a pesar de haber dudado en volver a un papel que había realizado hace tres lustros, supo que tenía que hacerlo, pues no quería que lo encasillaran en su personaje de “Dominic Toretto”.

“Realmente estaba muy nervioso por regresar a esa franquicia, pero después de ver el éxito que tuvo en 2009 la película que protagonizó Ice Cube (Triple X 2: Estado de emergencia) decidí escuchar lo que me pedían en Facebook, que era que regresara al personaje de “Xander Cage” y al final sólo fue cuestión de encontrar el tiempo para dedicar a esta película”.

Las comparaciones entre ambas películas no pararán y menos en un año como éste, en el que también llegará a las salas de cine la entrega número ocho de “Rápidos y furiosos”.

Al respecto, el actor de 49 años relató que lo más complicado al realizar cada nueva entrega sobre la saga de autos es buscar nuevas maneras de sorprender a la audiencia, quienes están ávidos de más acción.

“Ha sido un reto filmar la nueva de ‘Fast and furious 8’, porque hemos llegado a un punto en el que la franquicia ya tiene un gran peso, las personas esperan por una nueva entrega y llenar las expectativas de millones no es nada sencillo y superar siempre a la anterior es el reto que nos ponemos película tras película”.

Diesel adelantó que, si bien la nueva película tendrá la dosis necesaria de adrenalina y acción, también mostrará a los personajes desde un aspecto más maduro, en el que cada uno ha encontrado cierta estabilidad.

“Veremos cómo ya no está un integrante de nuestra familia y cómo cada uno lidia con eso, mientras que mi personaje (Toretto) tendrá un gran peso, ya que se vuelve padre y es más responsable; todos lo admiran y el público sabe mucho de él; toda su historia que empieza con la tragedia, así que ahora veremos cómo lidia con estas dos partes, la de la responsabilidad y la de su amor por la adrenalina y el volante”, añadió.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/entretenimiento/tvymas/2017/01/05/vin-diesel/96195784/