Realizarse una colonoscopia después de los 50 años puede hacer la diferencia para detectar a tiempo esta enfermedad

1 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

MONTERREY, NL.- Pese a que los datos sobre el cáncer de colon y recto o colorrectal se consideran alarmantes, esta enfermedad puede ser prevenible y, si se diagnostica tempranamente, curable.

Realizarse una colonoscopia después de los 50 años puede hacer la diferencia para detectar a tiempo esta enfermedad.

"Los datos estadísticos sobre esta enfermedad son alarmantes. En Estados Unidos, según el SEER (Survilliance Epidemiology and End Results), 1 de cada 20 personas (el 5 por ciento) será diagnosticada con cáncer colorrectal durante su vida", advierte Alberto Chapa Lobo, cirujano colorrectal y jefe de cirugía del Hospital Zambrano Hellion y San José.

De acuerdo con esta estadística, el cáncer colorrectal es el número cuatro, después de los cánceres de pulmón, mama y próstata, respectivamente, pero es la segunda causa de muerte por cáncer, únicamente detrás del cáncer de pulmón, ya que afecta por igual a hombres y mujeres.

Según la Organización Panamericana de la Salud, el cáncer de colon y recto se duplicó de 1980 al 2000, y se va a triplicar para el 2030.

Consumo en exceso

"La incidencia de este cáncer es más alta en los países industrializados, como Estados Unidos y algunos países europeos, en donde el consumo de carne roja y procesada es alto", explica Chapa Lobo.

"Si se analiza el mapa mundial sobre cáncer de colon y recto, es interesante ver que en países no tan industrializados, pero con alto consumo de carne, tienen la misma incidencia, como Uruguay, Brasil y Argentina".

Monterrey y la Ciudad de México tienen el mismo patrón de hábitos alimenticios y esto los ubica en el mismo nivel de incidencia de los países industrializados.

Otros factores que influyen para aumentar el riesgo de padecer este cáncer son sedentarismo, obesidad, tabaco y alcohol. También la historia familiar de cáncer y enfermedad inflamatoria intestinal.

"México es uno de los países con más obesidad en el mundo, y la relación de este factor con todo tipo de cánceres se ha demostrado", explica.

"Existen estudios de seguimiento de obesidad infantil a largo plazo que confirman lo anterior, incrementando el riesgo a más del doble que la población en general. Lo mismo se ha demostrado que al cambiar estos malos hábitos disminuye la incidencia de cáncer de colon y recto".

 

La colonoscopia

Existen métodos de tamizaje para la prevención o detección temprana que se recomiendan a los 50 años de edad, cuando empiezan a aparecer lesiones en la superficie interna del colon llamadas pólipos.

"Hay estadísticas de países que realizan estudios de checkup o tamizaje a la mayoría de su población. Un ejemplo es Estados Unidos, en donde el tamizaje se le ha realizado a un 60 por ciento de su población y por consecuencia, la incidencia ha disminuido en un 30 por ciento, lo mismo la mortalidad", explica Alberto Chapa Lobo, cirujano colorrectal.

El método de estudio ideal es una colonoscopia después de los 50 años, ya que es el que tiene mayor impacto, comparte.

Sin embargo, es un método caro y de difícil disponibilidad para una población grande, pero la incidencia de cáncer puede disminuir hasta en un 80 por ciento y también el número de muertes por esta enfermedad.

"La colonoscopia, al detectar pólipos, puede ser utilizada en forma terapéutica extirpándolos, y se ha demostrado que es el método que más impacta en disminuir la incidencia y mortalidad por cáncer.

"Se recomienda hacerlo una vez cada 10 años, si el resultado es normal, y en caso de que se encuentran pólipos, el gastroenterólogo indicará la frecuencia para el siguiente estudio", explica.

Desafortunadamente, indica el especialista, el sector salud en México se ha quedado muy atrás en sus recomendaciones de estudios preventivos en relación al cáncer de colon y recto, además, actualmente no existe la infraestructura para llevarlos a cabo y tampoco aparenta ser una prioridad.

"Es por eso que los médicos de primer contacto y especialistas debemos estar bien informados sobre esta enfermedad y hacer las recomendaciones preventivas a nuestros pacientes".

Cuidado temprano

Algunos datos estadísticos en Estados Unidos han demostrado un incremento en personas jóvenes con cáncer de colon y recto, principalmente los latinos y personas de raza negra, probablemente relacionado con la obesidad y errores diagnósticos al pensar que se trata de enfermedades benignas, entre otros, señala Alberto Chapa Lobo, cirujano colorrectal.

"Las indicaciones para estudiarse a más temprana edad incluyen antecedentes familiares directos con esta enfermedad, y si presentan síntomas digestivos, como cambio en la forma de ir al baño, dolor de reciente aparición y sangrado al evacuar".

En la mayoría de los checkup médicos que se ofrecen no se incluye la colonoscopia, sólo la prueba de sangre en heces y/o la rectosigmoidoscopia, pero se recomienda solicitarlo, agrega.

¿Cómo se manifiesta?

Lo ideal es detectar el cáncer de colon y recto cuando aún no hay síntomas a través de un estudio de tamizaje.

"Una manifestación puede ser la anemia, ya que sangra muy lentamente y no es visible en un principio.

"Los tumores más distales y grandes presentan mucha sangre en las evacuaciones, otros dan cambios en la forma de evacuar, como estreñimiento de reciente aparición o diarreas no explicadas; sensación de ir al baño que no cede y en ocasiones hasta dolor abdominal", explica Alberto Chapa Lobo, cirujano colorrectal.

En cualquiera de estos síntomas se debe acercar al médico de primer contacto, un gastroenterólogo o cirujano de confianza.

1 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/entretenimiento/tvymas/2016/09/30/carne-roja/91340764/