El tiro de Ángel Zaldívar desde el manchón de penalti se anidó en las redes de Rayados (81’). Suficiente para mandar al Guadalajara a la final de la Copa MX

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN


CIUDAD DE MÉXICO -- Definición perfecta, suave y letal. El tiro de Ángel Zaldívar desde el manchón de penalti se anidó en las redes de Rayados (81’). Suficiente para mandar al Guadalajara a la final de la Copa MX, en la que enfrentará a Morelia.

Esa anotación representó el 2-1 a favor de las Chivas, que le dieron la vuelta a Monterrey. Los rojiblancos irán por su cuarto título en este tipo de certamen.

El Rebaño Sagrado comienza a gestar un semestre que apunta a ser uno de los más valiosos en los últimos años. Es segundo en la Liga MX y se coló a la disputa por el cetro copero, al eliminar anoche a uno de los planteles más poderosos del futbol mexicano.

Mas el camino, anoche, fue complejo. El vendaval regiomontano mantuvo bajo constante amenaza al Rebaño Sagrado. El vértigo de los ataques de Rayados mareó a la defensiva rojiblanca.

Vino el golpe del Monterrey al minuto 21. Michael Pérez de Chivas entregó un balón mal y lo robó La Pandilla, que gestó un contragolpe.

Dorlan Pabón centró el esférico en el área tapatía, ante la confusion de la zaga visitante. El ofensivo colombiano centró a Rogelio Funes Mori, quien acertó su disparo para colocar a su equipo en ventaja.

Guadalajara, a partir de sufrir su herida, comenzó a adueñarse del balón, ante la complacencia albiazul. Los caminos hacia la anotación tapatía parecían completamente cerrados hasta el descanso.

Monterrey se notaba cómodo. Estaba al acecho de un contragolpe que pudiera liquidar el encuentro. Sin embargo, Alan Pulido, uno de los máximos enemigos de la afición regia por su pasado tigre, igualó el marcador en el estadio rayado.

Fue una acción polémica, ya que los zagueros de la escuadra regia pidieron un fuera de lugar, que pareció no existir.

“Puligol” fue a celebrar ante la iracunda hinchada del estadio BBVA Bancomer completamente enardecida. El tamaulipeco gozó como un niño esa diana (60’).

El partido se diluía. Los penaltis acechaban. Pero en una incursión en el área de Carlos Fierro, César Montes cometió una imprudente entrada que derribó al volante del chiverío en el área.

El silbante decretó la pena máxima. Zaldívar la cobró de forma inmaculada, fuera del alcance del portero Alexander Domínguez (81’). Tiro que manda a Chivas a buscar la gloria en la Copa MX.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/deportes/2017/04/06/chivas-vence-monterrey/100122018/