La Máquina jugará una de sus últimas posibilidades para tratar de meterse a la "Fiesta Grande" cuando visite el sábado a un inspirado Chivas

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN


CIUDAD DE MÉXICO - Con entrenador interino luego de la renuncia de Tomás Boy, Cruz Azul jugará una de sus últimas cartas para tratar de meterse a la liguilla cuando visite el sábado a un inspirado Chivas en el partido que se roba los reflectores de la 15ta. fecha del torneo Apertura del fútbol mexicano, que arranca el viernes cuando Pumas visite a Veracruz.

Boy dejó el cargo el pasado fin de semana luego de perder en casa 2-1 ante el Puebla y la dirigencia lo reemplazó con el entrenador de fuerzas básicas, Joaquín Moreno, para los tres encuentros que restan en la temporada.

La “Máquina”, uno de los cuatro equipos más populares de México, tiene apenas 16 puntos y se ubica en el 13er puesto de la clasificación por lo que está muy cerca de quedarse fuera de la liguilla por quinto torneo en fila, algo inédito en su historia.

“Matemáticamente aún es posible clasificar a la liguilla”, dijo Moreno, quien fue interino de Cruz Azul previo a la llegada de Boy. “Tenemos que luchar y sumar la mayor cantidad de puntos posibles. Es difícil el conseguir la clasificación, pero no es imposible”.

Los ocho mejores se clasifican a los playoffs. León, con 21 unidades, tiene por ahora el último boleto.

Sólo el líder Tijuana tiene su puesto seguro en la liguilla.

Chivas perdió el fin de semana pasado ante Pachuca, pero llegará con ánimos recargados luego de imponerse al América en el clásico por las semifinales de la Copa Mx.

“Estoy orgulloso del equipo que manejo, el equipo tiene agallas y muestra una alegría y una unión muy especial y siempre demuestra una gran humildad”, dijo el entrenador argentino del “Rebaño Sagrado”, Matías Almeyda. “Ahora tenemos que festejar pero ya pronto ponernos a pensar en la liga”.

Chivas controla su destino y con 23 puntos se ubica cuarto en el Apertura. Un triunfo combinado con otros resultados le podría dar el pasaje a la liguilla por segundo torneo en fila.

Mientras en Chivas todo es alegría, América deberá reponerse pronto del golpe que representó el fracaso por la eliminación de la Copa en casa en el año de su centenario, cuando reciba a un Santos que lo ha pasado mal a pesar de cambiar de entrenador.

Los dirigentes de las Águilas se comprometieron a ganar los tres torneos que disputan este semestre. La Copa, donde ya quedaron fuera, la liga donde tienen 23 puntos y son quintos y el Mundial de Clubes de Japón, que disputarán en diciembre próximo.

“Hay una tristeza muy grande por la eliminación, no es pretexto pero hemos tenido poco tiempo para trabajar”, dijo Rafael García, asistente del entrenador argentino Ricardo La Volpe, quien asumió el mando hace tres fechas en relevo por Ignacio Ambriz. “El equipo está ordenado pero nos falta trabajar más de medio campo hacia adelante”.

Santos suma sólo 10 unidades y está eliminado.

El partido es el sábado por la noche en el estadio Azteca.

Otro grande que tiene la obligación de ganar para meterse a la lucha por clasificar es Pumas, que viene de perder el paso perfecto en casa al caer 3-1 ante Tigres.

Los universitarios, que suman 20 puntos y son novenos de la clasificación, procuran ganar su primer partido como visitante en la temporada.

Veracruz aparece en el papel como la víctima perfecta porque vienen de perder sus últimos seis encuentros, incluyendo tres en el estadio Luis “Pirata” Fuente.

“El torneo está muy parejo, nosotros hemos estado convirtiendo errores infantiles y eso nos ha costado partidos”, dijo el zaguero paraguayo de Pumas, Darío Verón. “Eso es algo que ya no puede pasar, estamos mentalizados que tenemos que hacer partidos perfectos”.

En otros encuentros: Chiapas-Querétaro, Tigres-Monterrey, Morelia-Necaxa, Pachuca-Atlas, Toluca-Tijuana y Puebla-León.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/deportes/2016/10/27/chivas-cruz-azul/92837020/