El famoso nadador que ha ganado múltiples medallas de oro en las Olimpiadas reconoce que tuvo que tocar fondo para poder salir a flote de la crisis

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

CIUDAD DE MÉXICO-- De cara a los Juegos Olímpicos de Río 2016, Michael Phelps reconoce que tuvo que tocar fondo para poder salir a flote de la crisis.
En Londres 2012, luego de haberse convertido en el deportista más ganador de la historia, Phelps anunciaba su retiro de la natación.

"No me volverán a ver en el agua. He conseguido mis objetivos. He pasado tanto tiempo en una alberca que no volveré a meterme a una, ni por diversión", aseguró.
A partir de ese momento, le tocó enfrentar su competencia más difícil.

Fotografías revelaron su consumo de mariguana, subió 18 kg y comenzó a beber. Lo que parecía divertido se convirtió en una adicción. Phelps fue declarado alcohólico.

En septiembre de 2014, tras ser detenido conduciendo ebrio, fue sancionado por la Federación estadounidense por seis meses y quedó fuera del Mundial de Kazan, Rusia del año siguiente. Acudió a un centro de rehabilitación, lo que le sirvió para aclarar sus ideas y fijar en su mente Río 2016.

"Aprendí a mirarme a mí mismo y a descubrir quién soy de verdad. Y ser feliz con lo que soy. Liberarme del peso de cosas que he arrastrado durante toda mi vida y que me generaban una gran frustración.

"Cosas como mi relación con mi padre. Llevaba una mochila cargada y he conseguido quitármela de encima porque he descubierto que no la necesitaba. Eso me ha permitido volver a donde me gustaba estar y disfrutar de las cosas que realmente quiero", dijo la "Bala de Baltimore" en entrevista con El País.

El nadador, de 31 años, asegura que el nacimiento de su hijo Boomer en mayo de este año, le permitió cambiar la mentalidad que lo había llevado a tener desencuentros en vida.
"Crecí educado por una madre soltera en una casa llena de mujeres. Les debo todo a ellas porque me introdujeron en este mundo de la natación. Pero dejé de compartir muchas cosas con mi padre en una época en la que lo necesitaba. No quería seguir atormentándome con preguntas como, '¿qué habría pasado si?'.

"Quería poder hablar con él de cosas sobre las que no coincidíamos. Quería tener a esa persona a la que poder dar un abrazo de vez en cuando. Necesitábamos decirnos a la cara todo lo que nos callamos durante tantos años. Ha sido un gigantesco paso en la dirección correcta", manifestó.

Phelps ya no hace planes a futuro, disfruta el presente y enfatiza que, por ahora, su mente sólo piensa en la alberca olímpica de Río.
"Mi vida siempre se ha basado en objetivos. Y siempre será así. Sea dentro o fuera de la piscina. Ahora me concentro en nadar este verano. Y una vez que acabe, será el momento de pasar página", agregó.

Aunque si tuviera que planear, no tiene dudas.

"Mi plan es estar con mi hijo tanto como pueda. Ser parte de su vida, lo demás me da igual. Aparte, me gustaría continuar con mi proyecto de fabricación de mi traje. Y continuar enseñando a los niños a estar seguros en el agua. Ahí es donde siento que se muestra el verdadero Michael Phelps", enfatizó.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/deportes/2016/08/02/emerge-michael-phelps-del-fondo/87970702/