Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

Un gol de Éder al 108' permitió a los portugueses obtener el máximo logro de su historia, al ganar 1-0 a Francia en la Final de la Euro 2016

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

SAINT-DENIS, Francia.- Todo Portugal tuvo su revancha, incluso el lesionado capitán Cristiano Ronaldo.

Un gol de Éder al 108' permitió a los portugueses obtener el máximo logro de su historia, al ganar 1-0 a Francia en la Final de la Euro 2016, con el que silenciaron al Stade de France y a todo un país, como les pasó a ellos mismos en la edición de 2004, ante Grecia.

Y todo sin el alma del equipo, CR7. El delantero del Real Madrid tuvo que abandonar el partido al 25' por una lesión en la rodilla izquierda, provocada por un golpe de Dimitri Payet al 8'. Ronaldo intentó volver, pero no pudo. Con el rostro cubierto, en camilla y acompañado por aplausos de todo el estadio, Cristiano se fue de la cancha.

A partir de entonces, Portugal se ordenó y aguantó, a veces con la pelota y a veces sin ella, pero sin mostrar intención real de abandonar la retaguardia para dañar a Les Bleus. Aunque la posesión de 47 por ciento para los lusos y 53 para los locales, el número de disparos no: 9 a 18. No hubo gol porque Rui Patricio se convirtió en uno de los héroes de los guindas.

Francia se la perdió pese a una gran cantidad de ocasiones. Antoine Griezmann la tuvo con un cabezazo que en el primer tiempo le desvió Rui Patricio, y luego con otro testarazo que se fue increíblemente por encima cuando estaba solo en la entrada del área.

También se la perdieron Moussa Sissoko y Olivier Giroud con remates que sacó el portero portugués, y hasta André-Pierre Gignac, quien logró vencer a Rui Patricio, pero su disparo dio en la base del poste y se paseó por el área chica antes de ser despejado, ya en la compensación.

Portugal salió mucho más enchufado al tiempo extra. Dio dos avisos antes de acabar con el sueño del anfitrión: un cabezazo de Éder que desvió Hugo Lloris y un tiro libre de Raphael Guerreiro que cimbró el travesaño. A la tercera no fallaría.

Al 108' Éder se escapó de Laurent Koscielny y disparó de larga distancia por abajo a primer poste para vencer a Hugo Lloris.

La euforia del festejo anticipaba el final. Las caras francesas y el silencio en el Stade de France emulaban un funeral. Doce minutos que se convirtieron en la agonía más grande para los galos. Hoy le toca festejar a Cristiano Ronaldo y a Portugal.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/deportes/2016/07/11/gana-portugal-la-euro-al-anfitrin-francia/86943162/