Al equipo blanco apenas le queda el consuelo de dar la sorpresa ante el vigente campeón Barsa, que comanda la clasificación con 76 puntos por la 31ra fecha

BARCELONA, España - En una jornada especialmente emotiva por el homenaje que sus aficionados brindarán al fallecido ex jugador y entrenador Johan Cruyff, el Barcelona tendrá ocasión el sábado de hurgar en la herida del Real Madrid, cuando ambos se enfrenten en el clásico de la liga española en feudo catalán.

Al equipo blanco apenas le queda el consuelo de dar la sorpresa ante el vigente campeón Barsa, que comanda la clasificación con 76 puntos por la 31ra fecha, 10 de ventaja sobre el tercer clasificado Madrid, y nueve respecto al escolta Atlético de Madrid, que recibe al Betis anteriormente en la jornada.

Ambos perseguidores aún tienen opciones matemáticas de pelear el campeonato, aunque con solo ocho fechas pendientes, el torneo destila desde hace días claro tinte azulgrana. El Atlético prefiere centrarse en la Liga de Campeones, donde quedó emparejado con el Barsa por los cuartos de final, con el choque de ida programado para el martes en el mismo Camp Nou.

El Madrid, que jugará el miércoles en cancha del Wolfsburgo, hace tiempo que se autodescartó públicamente de la pelea por el torneo doméstico. Pero un clásico siempre es un clásico y, dado el decepcionante transcurrir del conjunto blanco en la temporada, la 231ra cita oficial entre ambos equipos (con balance actual de 92 triunfos merengues, 90 victorias barcelonistas y 48 empates) presenta una oportunidad única de dar una penúltima alegría a su hinchada en cancha del acérrimo rival.

La carta emocional del tributo a Cruyff es una de las principales bazas para el Barsa de cara a no desconectarse antes de resolver el campeonato. Pero en la cancha cuenta igualmente argumentos de sobra como para vislumbrar otra goleada como la infligida en la primera vuelta, cuando se impuso por 4-0 en el estadio Santiago Bernabéu.

Entonces, Lionel Messi apenas disputó la última media hora tras superar una lesión de rodilla. En esta ocasión, el astro argentino llega a pleno rendimiento, con 22 goles ligueros en el saco y excelentemente acompañado por los 26 del uruguayo Luis Suárez y 21 del brasileño Neymar.

En total, el tridente azulgrana acumula 107 dianas en todas las competiciones; un bagaje demoledor en que se fundamenta gran parte de la racha de 39 partidos seguidos invictos del Barsa en la temporada.

En el Madrid, el peso del gol recae nuevamente en Cristiano Ronaldo, máximo cañonero del torneo con 28 redes. Al técnico Zinedine Zidane le urge recuperar para la causa a creadores como Isco Alarcón o el colombiano James Rodríguez, quien se reivindicó el martes con una buena actuación con su selección, ganadora por 2-1 sobre Ecuador en las eliminatorias al Mundial.

El arquero costarricense Keylor Navas es uno de los escasos destacados en el equipo merengue, tanto por su estelar desempeño sobre la cancha como su aportación al vestuario. “A pesar de lo difícil que sea la circunstancia, tenemos que darlo todo por la camiseta. Bajar los brazos no es digno del Madrid”, arengó el miércoles Navas.

Aparentemente recuperado el central Sergio Ramos, a Zidane le queda calibrar la importancia del clásico respecto a la Champions, y valorar también la inclusión en el once del mediocampista Carlos Casemiro. A diferencia del técnico francés, algunos de sus futbolistas siguen argumentando que la reacción es factible. “Creo que todo es posible en el fútbol, y seguiremos luchando hasta que no lo sea”, declaró el atacante Gareth Bale. “Si ganamos, nos ponemos a siete puntos. Iremos al cien por cien”.

El Barsa recibió el miércoles la mala noticia de la lesión del francés Jeremy Mathieu por lo que resta de campaña, un contratiempo relevante para la zaga, que muy probablemente forme con Gerard Piqué y el argentino Javier Mascherano en el eje. Queda la duda de si el lateral Jordi Alba se halla plenamente recuperado de su torcedura de tobillo, mientras que los centrocampistas Andrés Iniesta, Sergio Busquets e Ivan Rakitic, reservados por sus selecciones, serán previsiblemente de la partida.

“Nos gusta que quede poca liga y también ganar al máximo rival. No pensamos en la diferencia de puntos. Es un partido distinto y se palpa en el ambiente. Lo tomamos como otra final”, comentó Iniesta.

El vigente monarca, que la pasada fecha vio truncada su racha de 12 fechas seguidas ganando, al empatar 2-2 en cancha del Villarreal, registró su última derrota local contra el Madrid en liga la temporada 2011-12.

El Atlético que dirige el argentino Diego Simeone arrancará ante el 13er clasificado Betis la jornada sabatina, que se completa con la visita del Valencia, ya confirmado el cese del entrenador Gary Neville, a Las Palmas, más el clásico gallego entre Celta de Vigo y Deportivo La Coruña.

El domingo se disputan los cotejos Athletic de Bilbao-Granada, Málaga-Espanyol, Eibar-Villarreal y Sevilla-Real Sociedad.

La fecha arranca el viernes con Rayo Vallecano-Getafe y cierra el lunes con Levante-Sporting de Gijón.

2 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/deportes/2016/03/31/barcelona-busca-honrar-cruyff-en-el-clsico-contra-madrid/82468198/