3 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

La mayoría de votantes y fanáticos de los Diamondbacks de Arizona no están de acuerdo con que el Condado Maricopa gaste hasta 200 millones de dólares para hacer renovaciones en Chase Field, de acuerdo a un sondeo publicado el jueves.

El cuestionario, de la consultora MBQF, fue realizado horas después de que surgiera información de que el equipo busca salir de su contrato que lo obliga a jugar en el parque de pelota del centro de Phoenix, sobre una disputa de quien es responsable por pagar hasta 187 millones de dólares en reparaciones hasta cuando finalice el contrato en 2028.

El condado argumenta que ellos no tienen ese tipo de fondos y que el mantenimiento del Chase Field le corresponde al equipo. Pero los D-backs dicen que es al condado a quien le compete hacerlo, ya que es el propietario del estadio, y piden que si no se encargan de los costos deberían permitirles salirse de su contrato.

"Hemos estado tratando de negociar en privado y llegar a una solución", dijo Derrick Hall, presidente del equipo, en una conferencia de prensa, agregando que estas pláticas comenzaron en el 2013 cuando surgió esta disputa.

"Si le pedimos que revisaran una provisión en nuestro acuerdo que nos permitiría ver cuáles son nuestras opciones fuera de Chase Field", detalló Hall. "Nuestra preferencia es quedarnos en el centro (de Phoenix), nuestra preferencia es quedarnos en Chase Field".

El presidente de los D-backs agregó que estas reparaciones son necesarias para competir con otros equipos y poner un buen equipo en el terreno de juego.

Sin embargo el condado rechazó esta petición y aseguró que el costo del mantenimiento del estadio nunca fue un punto de de nogiociación, sino que el equipo buscó reducir el alquiler de 4.2 millones de dólares a solo 200 mil.

"Hemos dejado en claro en estos cuatro años que no podemos reducir de manera significativa el alquiler en Chase Field porque estos son los ingresos que usamos para mantener las instalaciones",  dijo Tom Manos, gerente del Condado Maricopa.

Funcionarios del condado también dijeron que solo buscan proteger la inversión de los contribuyentes, ya que se gastaron 238 millones para construir el estadio en 1998, cuando el equipo se instaló en Phoenix, pero con condición de que se quedaran por al menos 30 años.

El sondeo de MBQF muestra un respaldo entre contribuyentes a la postura del condado en esta disputa.

La consultora entrevistó por teléfono a 407 votantes en Maricopa que han asistido a por lo menos un juego de los D-backs en los últimos dos años.

Al preguntar si ellos, como contribuyentes, apoyarían la petición del equipo para que el condado cubra los costos de reparaciones, un 62.7 por ciento respondió que no, mientras que un 18.9 dijo que sí. El resto dijo estar indeciso.

También se les preguntó cuales son sus impresiones de las condiciones del Chase Field. La gran mayoría (93.1%) dijo que era buena o muy buena, y solo el tres por ciento opinó lo contrario.

Bajo el contrato actual, los Diamondbacks tienen permitido buscar otras opciones para trasladarse a otra sede a partir del 2024.

3 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/deportes/2016/03/25/fanticos-no-quieren-pagar-por-renovaciones-en-chase-field/82255418/