El joven púgil dejó la vagancia y da muestra de cambios con su exitosa trayectoria sobre los cuadriláteros

1 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Esperando detrás de un contenedor de basura dejaba que las luces de los autos pasaran para salir de su escondite y pintar las bardas de muchos negocios o vecindarios, junto al grupo de muchachos a los que consideraba sus amigos.

Con su madre trabajando largas jornadas y su padre deportado por las autoridades migratorias, Carlos Castro creció sin mucho control y vagando por las tardes en las calles del centro de Phoenix.

“Mi mamá tenía hasta dos trabajos y casi no la veíamos, sólo alcanzaba a dejarnos la comida y la ropa limpia antes de irse. Después de la escuela, mi hermano mayor y yo nos salíamos de la casa con la pandilla del barrio”, aseguró en entrevista para La Voz, el boxeador de 21 años de edad.

Fue traído a los 3 años de su natal Ciudad Obregón, Sonora, y su padre limpiando automóviles logró rentar un espacio en un lote de casas móviles por la Avenida 31 y la Van Buren, lugar donde vivieron por varios años.

“Siempre estuve muy cercano a mi papá y me afecto mucho cuando lo deportaron. Luego trató de volver varias veces hasta que los dejaron varios años preso en la cárcel de Eloy. Dejamos de vernos mucho tiempo”, lamentó Carlos.

Fue precisamente su padre el que lo llevó a un club de boxeo cuando tenía apenas 7 años de edad, buscando darle una actividad formativa, algo que le cautivo desde el primer día que se puso los guantes.

“De niño gané varias competencias locales y regionales, ya más grande incluso obtuve varios premios nacionales como boxeador amateur. El problema es que siempre le hablaban a mis papás de la escuela para reportar que me peleaba con los compañeros”, recordó .

Sin una dirección en el hogar los problemas fueron en aumento y aunque avanzó sus grados escolares llegando a ser parte de la Carl Hayden High School, fue expulsado sin graduarse por pelearse y cuando “grafiteó” las instalaciones escolares.

Se vio al espejo

No tuvo muchos consejos sobre la vida en pareja y siendo prácticamente un niño, terminó envuelto en un embarazo adolecente que lo obligó a replantearse muchas cosas.

“Mi pareja estaba embarazada y mi mamá me pedía que cambiara, que fuera más responsable. Pero fue hasta que tuve a mi hijo en mis brazos que algo se me movió y decidí dejar las malas compañías y con ello, muchas cosas mejoraron”.

Durante su etapa más conflictiva siempre contó con su entrenador Andy Soto, del Knockout Boxing Club, quien lo buscaba en su casa por las tardes e incluso recorría las calles preocupado porque Castro dejaba de asistir a sus entrenamientos.

“Andy siempre me empujó a mejorar y por eso cuando me decidí a cambiar, me metí de lleno en el gimnasio buscando aventarme al boxeo profesional”, dice Castro, que se decidió a ponerse nuevamente los guantes a sus 18 años de edad.

Debutó en los encordados el 16 de junio del 2012 ante Tony Green, en una cartelera celebrada en Phoenix, ganando por la decisión unánime de los jueces y desde entonces suma 14 victorias consecutivas, seis de ellas por nocaut.

“Gracias a mis resultados dejé un trabajo que tenía en la jardinería para dedicarme a entrenar en Knockout, apoyado por gente del box local como Héctor Gálvez y Roberto Vargas”, expuso.

Carlos Alejandro Castro Manríquez volverá a subir al cuadrilátero en una contienda pactada en la división super bantamweight, para enfrentar al tamaulipeco Rafael “Dinamita” Reyes (6- 5, 3 KO’s), dentro de la cartelera IRONBOY 32 en el Teatro Celebrity (440 N 32nd St, Phoenix, AZ ), el sábado 20 de febrero.

“Quiero ser campeón del mundo y lo voy a hacer por mi hijo y mi esposa, por todos los que creen en mi. Pero también por los que me aseguraron que yo no tenía futuro y que iba a terminar en la cárcel. Algún día esos van a contratar PPV para verme pelear por televisión”, concluye.

CONÓZCALO

Carlos Alejandro Castro Manríquez

  • Fue traído a los 3 años de su natal Ciudad Obregón, Sonora
  • Debutó el 16 de junio del 2012 ante Tony Green, en una cartelera celebrada en Phoenix, ganando por la decisión unánime de los jueces.
  • Suma 14 victorias consecutivas, seis de ellas por nocaut.

ENTÉRESE

Carlos Alejandro Castro Manríquez volverá a subir al cuadrilátero en una contienda pactada en la división super bantamweight, para enfrentar al tamaulipeco Rafael “Dinamita” Reyes (6- 5, 3 KO’s), dentro de la cartelera IRONBOY 32 en el Teatro Celebrity (440 N 32nd St, Phoenix, AZ ), el sábado 20 de febrero.

1 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/deportes/2016/02/18/carlos-castro/80568824/