Ambas escuadras se juegan el sábado el liderato en cancha de los primeros, a priori favoritos para llevarse la victoria y distanciarse a la vez del tercer clasificado Real Madrid

2 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

BARCELONA, España - Emparejados a 48 puntos en lo alto de la clasificación de la liga española, Barcelona y Atlético de Madrid se juegan el sábado el liderato en cancha de los primeros, a priori favoritos para llevarse la victoria y distanciarse a la vez del tercer clasificado Real Madrid, que recibe el domingo al Espanyol con el objetivo de recortar su desventaja de cuatro unidades.

El Barsa tiene a favor el balance goleador respecto al Atlético, y que le permite ocupar la punta de la tabla clasificatoria; además del margen que le proporciona su partido pendiente contra el Sporting de Gijón, correspondiente a la 16ta fecha y programado para el 17 de febrero. Los azulgranas alimentaron también sus buenas sensaciones el miércoles, al hilvanar su 25to partido invicto con una victoria por 3-1 sobre el Athletic de Bilbao, que supuso su sexto pase consecutivo a las semifinales de la Copa del Rey.

El equipo madrileño, en cambio, cayó en casa 3-2 con el Celta de Vigo y se despidió de la competición copera, con lo que le urge enderezar el rumbo por la 22da fecha liguera tras ceder un empate de local, 0-0 ante el Sevilla hace una semana. El Atlético no recibía tres goles en contra desde hace más de un año, aunque en el campeonato sigue luciendo la mejor defensa, con apenas ocho tantos encajados.

El problema para el conjunto que dirige el argentino Diego Simeone radica en la elaboración, pues tan solo ha celebrado 30 dianas en el torneo, 12 de ellas de Antoine Griezmann. Tras una prolongada lesión, el colombiano Jackson Martínez lleva más de tres meses sin marcar, el argentino Luciano Vietto peca de irregularidad, y su compatriota Angel Correa será baja ante el Barsa por sanción. Fernando Torres, quien tampoco convence, es duda por lesión.

Al arco sí regresará el imponente Jan Oblak tras jugar Miguel Moyá en la copa, y los rojiblancos esperan que su solidez defensiva les valga para sacar un resultado positivo del estadio Camp Nou, donde se coronaron campeones por la última fecha de la liga 2013-14.

“Esperamos ganar para cerrar heridas. El Barsa es favorito en casa, pero también lo éramos nosotros contra el Celta. Ojalá pase lo mismo que hoy”, comentó tras la derrota copera el lateral, Juanfran Torres.

Para el Barsa, el gol es todo menos un problema: suma 52 en la liga y cuenta con el tridente ofensivo más temido del planeta. El uruguayo Luis Suárez y el brasileño Neymar volvieron a marcar ante el Athletic, un partido nuevamente influido por el juego de Messi, más cerebral y cauteloso que en anteriores campañas, aunque tanto o más decisivo.

“No hay fórmula mágica para frenarle”, reconoció el jueves el central uruguayo Diego Godín. “Simplemente tener muchas ayudas, porque jugadores con tanta calidad individual son difíciles de parar”.

El astro argentino decantó también la última victoria liguera, 2-1 en cancha del Málaga, con un golazo, y cuenta ya 20 dianas en todas las competiciones, pese a estar dos meses de baja por lesión. Neymar, señalado como teórico sucesor, cuenta una más, mientras que Suárez acumula 30, muchas decisivas.

Pese a su indudable valía, el uruguayo ha exhibido recientemente cierto nerviosismo sobre la cancha; una tendencia a vigilar por su accidentado historial y el rival que acecha, con compatriotas como Godín y José Giménez expertos en tan particular cuerpo a cuerpo.

“El Atlético es un rival duro, que nos pisa los talones y nos exigirá”, avisó el miércoles Marc-André ter Stegen, quien el sábado dejara su lugar al en el arco al chileno Claudio Bravo.

Neymar, renqueante tras el duelo entre semana, se vislumbra titular, mientras que al técnico Luis Enrique le preocupa más la endeblez defensiva mostrada en Málaga, y que espera solventar con el regreso de Gerad Piqué tras su partido de sanción y de Jordi Alba, ya rehabilitado.

El Madrid seguirá sin poder contar con Gareth Bale por dolencias musculares, aunque recupera al central Sergio Ramos para enfrentar al Espanyol, rival de grato recuerdo tras la goleada por 6-0 infligida a domicilio en la tercera fecha del campeonato.

Cristiano Ronaldo marcó entonces cinco de los 16 goles que acumula en el torneo, pero mucho ha cambiado en el equipo blanco, que cesó hace tres fechas al entrenador Rafa Benítez.

El nuevo técnico, Zinedine Zidane, debutó con sendas goleadas pero vio interrumpida su luna de miel con la igualada, 1-1, ante el 14to clasificado Betis, y ha tenido que argumentar la titularidad de Danilo sobre Dani Carvajal en el lateral derecho, así como el mal momento que atraviesa el colombiano James Rodríguez.

El Espanyol, que también relevó a su entrenador y cambió de propietario, sigue sin arrancar pero podría hacer debutar al central costarricense Oscar Duarte, fichado el miércoles, mientras lamenta la baja del ecuatoriano Felipe Caicedo por lesión.

La fecha se completa con los cotejos Eibar-Málaga, Getafe-Athletic, Villarreal-Granada, Real Sociedad-Betis, Sevilla-Levante, Valencia-Sporting, Las Palmas-Celta y Deportivo La Coruña-Rayo Vallecano.

2 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/deportes/2016/01/28/barcelona-y-atltico-se-juegan-el-liderato/79480604/