numerosas parroquias católicas del área metropolitana aspiran congregar una multitud en La Elipse para saludar a Francisco cuando culmine el miércoles 23 de septiembre su reunión con el presidente Barack Obama

82 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

WASHINGTON, D.C. — La feligresía hispana ha comenzado desde ya a organizar eventos que coincidan con la visita del papa Francisco papal en septiembre, aun antes de que la Arquidiócesis de Washington anuncie detalles adicionales sobre las 48 horas que el pontífice permanecerá en la capital estadounidense.

El monseñor John Enzler, presidente de Caridades Católicas de Washington, dijo recientemente a AP que numerosas parroquias católicas del área metropolitana aspiran congregar una multitud en La Elipse —un punto ubicado metros al sur de la Casa Blanca— para saludar a Francisco cuando culmine el miércoles 23 de septiembre su reunión con el presidente Barack Obama y se dirija a la Catedral de San Mateo para una oración con los obispos estadounidenses.

"Creemos que ese será un evento de gran presencia latina. Nuestra esperanza es que el papa salga de la Casa Blanca, transite por allí y salude" a la multitud, dijo el monseñor.

"Todo eso puede cambiar pero ése es el plan, que solo será definitivo una semana antes. No sé todos los detalles pero diría que es un 95% seguro de que ocurra", agregó.

Enzler indicó que tampoco sabe si el papa se animará a andar entre la multitud o si permanecerá todo el tiempo a bordo de un Papamóvil.

"El Servicio Secreto está muy preocupado, así que no estoy seguro" qué hará el papa al salir de la Casa Blanca. "Pero quien esté en La Elipse podrá verlo".

Medidas de seguridad extrema son previsibles en una ciudad que, junto a Nueva York, quedaron marcadas por los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001.

Una portavoz de la Arquidiócesis de Washington dijo a The Associated Press que aún no puede confirmar evento alguno porque no han recibido la autorización final.

La Casa Blanca refirió una solicitud de información al Departamento de Estado, que a su vez dijo a AP que aún no tiene nada para anunciar sobre la visita papal.

Francisco llegará a Washington la tarde del martes 22 de septiembre procedente de Cuba. Al día siguiente se reunirá con Obama y ofrecerá una misa en español para canonizar al fraile español Junípero Serra en la Basílica del Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción.

El jueves 24 pronunciará un discurso ante una sesión conjunta del Congreso y visitará la sede de Caridades Católicas para partir en la tarde a Nueva York, donde el viernes 25 se dirigirá a la Asamblea General de la ONU, visitará una escuela en Harlem y oficiará una misa en el Madison Square Garden.

Tras su estadía en Nueva York asistirá el 26 y 27 de septiembre a la Reunión Mundial de Familias en Filadelfia antes de retornar a Roma.

José Hoyos, director del apostolado hispano de la Diócesis de Arlington (condado de Virginia contiguo a la capital), dijo a AP que numerosas parroquias de Virginia y Maryland ya están organizándose para estar presentes en las inmediaciones de los eventos papales.

El sacerdote colombiano señaló que las parroquias ya están planificando no solo congresos y retiros, sino también la adquisición de banderas, la elaboración de pancartas y la identificación de residentes dispuestos a albergar de manera gratuita a feligreses provenientes de otros estados que asistirán a la canonización.

"Estaremos en las calles haciendo ruido, con grupos musicales. A la gente no le importa no poder entrar al Congreso, les basta con verlo pasar", indicó.

Hoyos dijo que la visita de Francisco tendrá una importancia especial para los inmigrantes no autorizados.

"El inmigrante está adolorido, resentido, y ve que el papa le va a traer alivio. La gente quiere verlo, es como un 'rock star"', agregó.

El mensaje de Francisco, el primer papa latinoamericano, resuena con fuerza entre los inmigrantes. Con frecuencia el pontífice ha condenado la indiferencia ante el drama de la inmigración ilegal y ha pedido más implicación de los gobiernos en su ayuda a inmigrantes.

En Estados Unidos ha sido esquiva una reforma migratoria que resuelva la situación de 11 millones de inmigrantes no autorizados.

82 LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/deportes/2015/07/30/hispanos-de-washington-buscan-cmo-recibir-al-papa/30889595/