LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

OAKLAND, California — Después de una generación de deseos y espera, los Warriors de Golden State finalmente regresaron al escenario más importante.

Stephen Curry sumó 36 puntos y ocho rebotes, Harrison Barnes añadió 24 puntos y los Warriors avanzaron el miércoles a las finales de la NBA por primera vez en 40 años con una victoria 104-90 sobre los Rockets de Houston.

"¿Por qué no nosotros?", preguntó Curry a un animado público de camisetas amarillas luego que los Warriors recibieron el trofeo de campeones de la Conferencia del Oeste de manos de Alvin Attles, el coach de su último equipo de campeonato en 1975.

"El Area de la Bahía ha estado esperando por 40 años", añadió Curry. "Creo que ya es tiempo".

Los Warriors se sacudieron un inicio lento y lucharon durante una actuación irregular al cierre del quinto partido de la serie para eliminar a los Rockets y encaminarse a su duelo con LeBron James y los Cavaliers de Cleveland a partir del 4 de junio.

Si bien no fue una actuación brillante, fue una que rescataron.

Dwight Howard lideró a Houston con 18 puntos y 16 rebotes. Pero James Harden, finalista al título dl jugador más valioso, tuvo una final para olvidar. Harden registró un récord de playoff de 13 pérdidas de balón y anotó 14 puntos, encestando dos de 11 tiros de campo.

"Traté de hacer demasiado y entregué el balón muchas veces, lo que les dio canastas fáciles en transición", lamentó Harden. "Aquí no es donde queríamos que esto terminara. Fue una temporada realmente buena para nosotros. El próximo año queremos ser mejores, y lo seremos".

Fue una dura forma de terminar para los Rockets. Se sobrepusieron a una lesión de rodilla que dejó en la banca a Howard la mitad de la temporada para terminar en segundo lugar en la Conferencia del Oeste, jugaron sin sus titulares Patrick Beverley y Donatas Motiejunas en los playoffs y remontaron de una desventaja de 3-1 para eliminar a los Clippers de Los Angeles en la segunda ronda.

Sin embargo, los Warriors fueron un obstáculo que Houston no pudo superar.

"Los chicos lucharon duro", declaró el entrenador de los Rockets, Kevin McHale. "Una cosa sobre el equipo es que fueron combatientes, y uno se siente muy cómodo yendo a combatir al lado de muchos de ellos".

Por su parte, Curry dijo no sentir efectos secundarios de su aterradora caída en el cuarto juego que lo dejó con golpes en la cabeza y en su costado derecho. El jugador más valioso de la liga usó el miércoles una manga protectora en su brazo derecho, que se quitó al inicio del tercer cuarto tras anotar cuatro de 12 tiros de campo y con los Warriors aferrándose a una ventaja de 52-46 al medio tiempo.

Las cosas se complicaron aún más para Curry y los Warriors cuando su compañero Klay Thompson fingió un tiro que causó que Trevor Ariza se elevara en el cuarto periodo. Thompson recibió un golpe de rodilla de Ariza en un lado de su cabeza, lo que lo hizo caer al piso.

Thompson, que terminó con 20 tantos, permaneció tirado durante un minuto antes de dirigirse al vestuario. Volvió a la banca después de recibir puntadas debido a un corte en su oreja derecha.

Los Warriors lo hicieron muy bien en su ausencia, iniciando el último periodo con una racha de 13-4 y frenando los últimos intentos de Houston en tiros libres.

Ahora la liga espera el duelo entre LeBron y Curry.

King James ante el Asesino con cara de Niño.

El cuatro veces elegido el más valioso de la NBA contra su más reciente sucesor.

"No puedo esperar al 4 de junio", dijo sonriendo el copropietario de los Warriors Joe Lacob en los vestuarios.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/deportes/2015/06/03/warriors-eliminan-a-rockets-llegan-a-1ra-final-en-40-aos/28440055/