LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN


BALTIMORE, Maryland— Cuatro días después de iniciar la campaña con una derrota ante un oponente de división, los Ravens de Baltimore enfrentan a sus más acérrimos rivales en un juego vital el jueves por la noche.

El partido llega en un momento difícil para los Ravens, que quieren olvidar la polémica provocada por el escándalo de Ray Rice. Y la visita de los Steelers hace que el partido se convierta en un alivio para Baltimore.

Tras su derrota por 23-16 ante Cincinnati, Baltimore no había iniciado su preparación para el juego del jueves cuando apareció el video en el que se ve a Rice golpeando a su entonces novia en febrero pasado. El incidente había hecho que la NFL suspendiera al running back por dos partidos pero las imágenes causaron que los Ravens lo despidieran y la NFL lo suspendiera de manera indefinida.

Desde ahí, el entrenador John Harbaugh y su equipo fueron bombardeados con preguntas sobre Rice, más que en la importancia de evitar un arranque de 0-2 y caer dos veces en casa ante rivales de división.

"Han sido momentos difíciles", dijo el wide receiver Steve Smith. "Tienes que poder concentrarte en diferentes cosas, porque si no lo haces, el juego es tan violento que puedes lastimarte si no tienes la mente clara y estás concentrado en lo que debe hacer".

Bajo otras circunstancias, los Ravens (0-1) y los Steelers (1-0) responderían a preguntas sobre su rivalidad, que ha llevado a que 10 de sus últimos 12 duelos se hayan decidido por tres puntos o menos. Quizá todos estarían hablando del colapso de Pittsburgh en la segunda parte de su partido contra Cleveland la semana pasada.

En lugar de eso la discusión se ha centrado en un running back que de cualquier manera no iba a jugar este partido.

La primera pregunta que se le hizo al quarterback de Pittsburgh, Ben Roethlisberger en una conferencia telefónica fue sobre lo que piensa de Ray Rice. Respondió cuidadosamente antes de hablar de otro tema.

"Rezamos por él y su familia", dijo Roethlisberger a los medios de Baltimore. "Estamos concentrados en el partido del jueves. Eso es lo que podemos controlar".

Aquí algunos puntos a seguir sobre el partido Ravens-Steelers:

———

INTERFERENCIA DE TOMLIN: Cuando estos equipos se enfrentaron en noviembre, el entrenador de Pittsburgh, Mike Tomlin, se metió al campo para interferir en la trayectoria de Jacoby Jones cuando devolvía una patada. Jones cambió su rumbo y fue tacleado antes de lograr un touchdown. Tomlin fue multado con 100.000 dólares por interferencia por meterse en el camino de Jones mientras observaba la pantalla del estadio.

Tomlin prometió que Jones estará seguro.

Jones respondió: "Voy a acercarme antes del partido y le preguntaré: "¿Qué tienes para mi esta vez?".

EL REMPLAZO: Sin Rice en la nómina, los running backs de los Ravens son Bernard Pierce, Justin Forsett y el novato Lorenzo Taliaferro. Pierce ha jugado como titular en dos partidos de la NFL, Forsett no ha iniciado un partido desde 2010, mientras que Taliaferro nunca ha acarreado la pelota en un partido profesional.

¿Ventaja para los Steelers?

"Si viste a nuestra defensa la semana pasada sabes que respetamos a cualquiera que pueda correr la pelota", dijo Tomlin.

Cleveland acumuló 183 yardas acarreando la pelota, 100 de ellas por Terrance West en su primer partido en la NFL.

OFENSIVA ACELERADA: Mientras la primera parte de su partido contra los Browns lució fácil, la segunda fue complicada. La ventaja de 24 puntos que tenían los Steelers desapareció en un periodo y la defensa tuvo problemas para contener a Browns, que acumularon 288 yardas de avance en la segunda parte.

El coordinador defensivo, Dick LeBeau, espera que Ravens —y todos los que enfrentarán— hagan lo mismo hasta que esa unidad pueda manejar los ataques rápidos.

"Los problemas contra un ataque acelerado no son imposibles de resolver", dijo LeBeau. "Tenemos que hacer un mejor trabajo para mantener el equilibrio y en eso estamos trabajando. Definitivamente mejoraremos eso".

BIENVENIDOS A LA RIVALIDAD: Smith jugó con Carolina 13 partidos antes de ser transferido a Baltimore esta campaña, así que este será su primer enfrentamiento.

"Fue una de las grandes cosas que me explicaron", dijo Smith. "Cualquier equipo tiene su rival, todos los equipos tienen a un equipo que hace las cosas interesantes".

"El jueves es un gran partido", agregó. "Han pasado muchas cosas en la ciudad. Espero que llegue el día".

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: http://www.lavozarizona.com/story/deportes/2014/09/11/ravens-pittsburgh-nfl/15479231/