LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

México, (EFE).- El seleccionador mexicano Miguel Herrera declaró que tras los amistosos ante Nigeria y Estados Unidos comenzará a trabajar con el 90 por ciento de los jugadores que asistirán a la Copa del Mundo Brasil 2014.

El Tricolor enfrentará la selección africana el 5 de marzo en Atlanta y el 2 de abril protagonizará el clásico de la Concacaf, ante Estados Unidos, en Phoenix.

"Vienen dos partidos, uno ante Nigeria, para observar a los mexicanos que están en Europa y el otro ante EE.UU. para ver a los jugadores que actúan en México y en los siguientes llamados empezaremos a trabajar con el 80 o 90 por ciento de los (jugadores) que pensamos (para Brasil)", dijo Herrera a medios en el aeropuerto.

El estratega, quien acudió a Brasil a un seminario para entrenadores, confirmó que ya tiene una base de futbolistas "ya tenemos algo en la cabeza sobre la base y bueno, tampoco puede haber muchos cambios".

Herrera, de 45 años, calificó como productiva su estancia en Brasil y dijo que la ciudad de Santos, donde estará concentrada la selección mexicana, fue una buena elección.

"Fue muy bueno la información de toda la logística, de lo que va ser el Mundial, en situación operativa, en instalaciones deportivas, fueron dos días bastante buenos", apuntó.

El técnico calificó al hotel como sensacional y toda la sede es bastante buena "un lugar que difícilmente encuentras para trabajar" y señaló que la logística para el Tricolor en general es "muy tranquilo" después de conocer la de otros equipos.

Sobre la lista de jugadores que se concentrará la próxima semana, Herrera dejó ver que la competencia en la portería será dura.

"Vamos a ver entre esos cuatro guardametas (Corona, Muñoz, Ochoa y Talavera) a los tres que irán al Mundial. Los tres que juegan en México lo están haciendo bien y Ochoa va bien en Europa", comentó.

Herrera contó que tuvo la oportunidad de platicar con técnicos de otras selecciones y de ellos se topó con Luiz Felipe Scolari, seleccionador brasileño, quien le dijo que México "será como una "piedra en el zapato".

"Dijo que México era una piedra en el zapato para ellos y esperamos no ser una piedra sino una roca", apuntó.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN